jueves, enero 10, 2008

El miedo es...

Me topé con esta sentencia (oración) y wow… ¡todo hizo sentido!

“El miedo es un síntoma de tu profunda sensación de pérdida.”
(T. 12.I.9)

Veamos.

Ahí donde el miedo incluye la desolación, la preocupación, la tristeza, el estrés, la depresión, la intranquilidad, etc. La sentencia me dice que ese miedo es un “síntoma”, es decir que el miedo no es el causante, no es la causa, el miedo es un mero indicio, ¿de qué? “de una profunda sensación de pérdida”.

Jesús en UCDM usa la palabra “profunda” para enfatizar la intensidad, siendo que en esta sentencia se refiere además a lo recóndito, a lo arraigado, se trata de una “sensación de pérdida” profunda porque si estuviera en la superficie quizá ya la habría erradicado; precisamente esa profundidad me obliga a necesitar ayuda -que suenen las fanfarrias, “ta-rán”- el Espíritu Santo llega a mi consuelo. Su voz subraya de la sentencia la palabra “sensación”, al tiempo que me recuerda que en el mundo real es imposible perder.

Wow. Voy de asombro tras asombro, definitivamente. Resulta entonces que el miedo no es más que un indicador de una arraigada idea de que se puede perder.

¿Arraigada? ¡Arraigadísima! Desde la creación del mundo. El llamado ciclo vital no es otro que un ciclo a fenecer, a participar en la pérdida de la vida, la única certeza que se tiene en este mundo al nacer es la de la muerte. Leyes del mundo. Ni hablar. (Recomiendo la lectura Más allá de este mundo)

Esta terrible idea de que se puede perder -además de que tornaría a Dios en injusto-, conlleva la sensación de que soy un ser vulnerable, indefenso, propenso a ser atacado, y si me creo capaz de ser atacado no me queda otra salida que el atacar, creyendo que en ello va mi defensa. Me defiendo mediante juicios, todo juicio es un ataque supuestamente justificado por la idea de que es posible perder, todo juicio es manifestación de miedo. Y hoy sé qué es el miedo.

Lo terrible y demente de este asunto es que entre más me defiendo, más afianzo la subyacente “sensación de pérdida” y menos contribuyo a encontrarme libre de miedo. Es un círculo vicioso que las leyes del mundo comprueban, las leyes del mundo una y otra vez me dan testimonio de que si no me “defiendo” puedo ser atacado por “la enfermedad”, o por “mis enemigos”, o por mi jefe, o por mi vecino, o por los políticos, o por los migrantes, o por los automovilistas, o por mis hijos, o por mi pareja, o por… ¿te das cuenta? Los juicios sólo han servido para separarme más y más, y en esa aparente separación se pierde de vista la paz y persiste el miedo.

Ya dice UCDM que sólo podemos experimentar dos emociones: el amor o el miedo. Y sólo una de ellas es real. De hecho UCDM dice que: no pretende enseñar el significado del amor, pues eso está más allá de lo que se puede enseñar; pero que pretende despejar los obstáculos que impiden experimentar la presencia del amor.

¡Y qué obstaculote tan grandote es la idea de que es posible perder! Por causa de esa idea mi mente se distrae del presente y vuela al futuro preocupada por aquello que cree que puede perder, como el trabajo, la salud, la pareja, la solvencia económica, la reputación, el juego, la aceptación de los demás, en fin cualquier cosa, situación o persona que tema perder puesto que la tengo en gran valía. ¿Gran valía? ¡Claro! Por supuesto que lo tengo en gran valía, de lo contrario no me importaría perderlo. Esto me lleva a pensar que valorar es aplicar un juicio mental a algo considerándolo “preciado”; de ello comprendo el por qué todo mundo defiende su “tesoro”. Afortunadamente el Espíritu Santo, siempre presente, me insiste: ¿qué puedes ganar al apreciar lo que no es real? ¿qué puedes perder si renuncias a lo que no es nada?

Wow, cuántas batallas he librado para “preservar”… …¡todas! No hay lucha, batalla, guerra o esfuerzo mundano que no se haga en función de preservar y eso por la subyacente idea de que es posible perder.

Wow, insisto, voy de asombro en asombro. Esto es una sacudida, el curso de milagros es una sacudida para cuestionar todo cuanto el ego valora, puesto que esos son los obstáculos que me impiden experimentar la presencia del amor.
.

¡Genial sacudida!


===================

14 comentarios:

Roberto Einung dijo...

HOLA;
Cada frase es un tema, gracias por expresar tu experiencia.
El miedo encierra la culpa inconciente que solo se asoma cuando el script del sueño se hace pesado(pesadilla), pero el sueño bonito y la iluminacion viene cuando se ejercito' con paciencia la confianza en el Espiritu Santo y el pensamiento correcto, estan listos?

Roberto

darYrecibir dijo...

Roberto, amo tus comentarios, ya los he incluido en el blog, son precisos, contundentes. Mil gracias y...yo y Mi Ser estamos listos!!

el poeta mistico dijo...

El miedo esta enraizado en nuestras creencias...y es irreal.

Hay que enfrentarlo...aunque nos cueste...para comprobar su irrealidad.

Hay que sacar el lastre de nuestra profundidad , vaciarnos de creencias y miedos, para caminar mas livianos por la vida.

Hace poco mas de 2 años hice este poema...hoy...despues de seguir sacando creencias de adentro...diría otras cosas más ...pero aún es útil este poema.

EL MOMENTO DE VACIAR

Abrí mi corazón, mi mente y mi subconsciente
Con actitud de vaciamiento, empece a tirar lastre
Energías estancadas, dolor, miedo, todo lo valide.

Me abrace a todo mí ser mi aspecto positivo
y también mi aspecto negativo, todo lo que soy.
Comencé a vaciar, a sacar de adentro mío
Todo lo innecesario.

Hay cosas que todavía me dan miedo y dolor.
Entonces abrazo también esas cosas
como parte de mi ser, las valido no las ignoro.

Y dejo fluir todo, que la vida haga su trabajo
Que el proceso continué, y lo observo
Con una actitud inocente, gentil y muy paciente.

Verano de 2005

Chamanto-Renei dijo...

Querida Amiga Q.B.S.

Aquì està el meollo de tus reflexiones:
"Voy de asombro tras asombro, definitivamente. Resulta entonces que el miedo no es más que un indicador de una arraigada idea de que se puede perder".

Como ves, has llegado a la conclusiòn de que el miedo es un arraigo genètico. Sin embargo, no debemos confundir el miedo con el temor.

En mi opiniòn y, segùn mi poropia experiencia, el miedo tiene relaciòn con experiencias pasadas, ya sean de arraigo genètico o bien, de experiencias propias de nuestra actual vida o de vidas anteriores.
El temor es, en cambio, el efecto de la prudencia que observamos ante aquello que nos es desconocido y què, por lo tanto, no tiene arraigo genètico ni experimental.

Gracias por tus reflexiones que me permiten alcanzar las mias.
Un gran abrazo,
Renei.

fitto paess dijo...

Que libertad adquiere uno de repente al dejar ir, soltar. Se es esclavo de lo que se tiene. Tengo que darme cuenta que no soy responsable de muchas de las cosas que pasan, y aceptar lo que vaya ocurriendo.

Aparte el hecho de tener propiedades hace que tenga que estar ahì donde ellas estàn, como atado a un ancla, un lastre.
Si guardo muchas cosas, estoy haciendo mi vida enmarañada.

Poder dar, sabiendo que siempre habrà. Abrirse a los demas nos hace crecer.

Axel Piskulic dijo...

Hola!!!

Gracias por este artículo tan profundo pero a la vez tan claro, tan simple...

Carmen dijo...

Creo que el miedo es algo animal, es decir producto de experiencias acumuladas, actuando como un reflejo condicionado.
Cariños.
Carmela.

araroga dijo...

Cuando nos reconocemos como seres espirituales, como hijos de Dios y aceptamos y creemos que como tales no carecemos de nada el miedo desaparece.

Pero para tener esa conciencia y mantenerla en nuestro diario vivir necesitamos cambiar nuestra mente por la mente de Cristo.

Cuando tengo esa sensación de miedo y no puedo controlarla recurro al Espiritu Santo y se la entrego. Y regresa la paz, la confianza, el perdón, el amor.

Heriberto Hernández dijo...

Hola,

Quiero compartirles que una parte de mi en ocasiones duda, me pongo a temblar y todo el avance que creo haber logrado parece desmoronarse. Es sumamente cierto que el Curso es un proceso que requiere disciplina y paciencia, y que culminará cuando las dudas se disipen por completo.

Un abrazo!

Heriberto.

mvaleri dijo...

Que padrisimo mensaje, me encanto! muchisimas gracias por compartirlo

FaroDelUniverso0271196 dijo...

buenisimo, ahorita que estoy dando taller de eneagrama,. llega como anillo al dedo para seguir trabajano sobre el EGO, "y te das cuenta , que " el mundo si gira aunque no estes"; en ocasiones se gana y en ocasiones se pierde y como dice el escrito de desiderata " trata al triunfo y a la derrota como dos impostores" . y sigue transformandote.

gracias por compartirlo, que bellos somos, muchas gracias
Edgar

Carmen León dijo...

"El miedo es un síntoma de tu profunda sensación de pérdida."
(T. 12.I.9)
El curso nos aclara siempre de un sólo problema: la separación
Por eso siento que alli nace esa sensación de pérdida manifestada
en nuestras vidas en diferentes eventos constantemente.
Como tambien no habla de una sola solución: la unión; hasta que no nos sintamos unidos con nosotros mismos vamos a continuar sintiendo esas sensaciones miedosa de miedo por sentirme separada o sensaciones que he perdido algo, alguien, etc.

Carmen león
mcbo-vzla

Roberto Einung dijo...

Hola:

La union no podra fructificar con nosotros pues eso es indentificarse con el cuerpo-s, estos no existen
mas que en el sueño.
La union entonces debera ser con el espiritu inmortal escuchando el ES y ser uno en la Mente de Dios.

Roberto

Carmen León dijo...

Eso es exactamente lo que tenemos que hacer, buscar la unión conmigo mismo, y con que parte de mi sino es el Espiritu porque el ego es la separación.
De alli la importancia de observarnos en cada evento en nuestras vidas para ver si estamos alimentando nuestra propia separación o nuestra propia unión.
Haciendo esta práctica continua y permanente llega el momento en donde oiras más a la Voz de Espiritu que a la voz del ego.
Yo siento esto asi: ejemplo un pizarrón, que por un lado es blanco, liso y brillante, y por el otro lado es aspero, ordinario. Pues bien yo me siento que soy ese pizarrón, pero que le estoy enseñando a la parte aspera en mi, el ego, que no soy asi, sino que con la ayuda del Espiritu en mi,
y estando observando que estoy constantemente alimentando,
puede limpiar el camino y llevar esa parte aspera de mi frente a la parte lisa, para darme cuenta que lo que verdaderamente soy es Espiritu en acción, en donde
ya puedo vivir muchos más ratos sin miedo que como antes con miedo a perder, por tener la certeza en cada instante que es lo que SOY.

Abrazos fraternales
carmen león
mcbo-vzla