domingo, septiembre 02, 2018

EsTAR

Gracias Padre,  ante la ansiedad por el futuro me regresas al aquí y el ahora, y aquí me quedo sin ninguna tribulación.  Así me deleito con este segmento del capítulo 13 que me recuerda elegirte a ti,  escucharte a ti,  estar en ti, al reconocer Tu Amorosa Respuesta,  sólo ahí puedo esTAR.

"Cuando la tentación de atacar se presente para nublar tu mente y volverla asesina, recuerda que puedes ver la batalla desde arriba. Incluso cuando se presenta en formas que no reconoces,  conoces las señales: una punzada de dolor,  un ápice de culpabilidad, pero sobre todo la pérdida de la paz.

Conoces esto muy bien. Cuando ocurran, no abandones tu lugar en lo alto, sino elige inmediatamente un milagro en vez del asesinato.

Y Dios mismo,  así como todas las luces del Cielo,  se inclinarán ante ti para elevarte. Pues habrás elegido permanecer donde Él te tendría y no hay ilusión que pueda atacar la paz de Dios cuando Él está junto a Su Hijo."

Libro de Texto Cap. 13 VIII.6
Un Curso de Milagros
A Course in Miracles



martes, julio 10, 2018

Renunciar a la falsa percepción y ganar el Cielo


Todo lo que veo me trae referencias del pasado
lo que veo es una forma de venganza, 
percibo lo que proyecto y proyecto separación, 
así empaquetados van mis juicios
y mientras siga juzgando es imposible despertar, 
ya dice UCDM que el sueño es un juego de juicios.
Cuando clasifico, etiqueto, ordeno, jerarquizo y condeno,
no puedo reconocerme en los fragmentos que ilusamente creo diferentes.
 


"Es imposible dividir tu fuerza
entre el Cielo y el infierno, 
o entre Dios y el ego,
y liberar el poder que se te dio para crear,
que es para lo único que se te dio.  


El amor siempre producirá expansión. 

El ego es el que exige límites
y éstos representan sus exigencias
de querer empequeñecer e incapacitar. 

Si te limitas a ver a tu hermano como un cuerpo, que es lo que harás mientras no quieras liberarlo del mismo, habrás rechazado el regalo que él te puede hacer.  Su cuerpo es incapáz de dártelo, y tú no debes buscarlo a través del tuyo.  Entre vuestras mentes, no obstante,  ya existe continuindad y lo único necesario es que se acepte su unión para que la soledad desaparezca del Cielo."


Libro de Texto Cap. 15.IX.4
Un Curso de Milagros
A Course in Miracles


"No tienes la menor idea
de los límites que le has impuesto
a tu percepción
ni de toda la belleza
que podrías ver." 



Libro de Texto Cap. 15.IX.6
Un Curso de Milagros
A Course in Miracles


Pido ayuda,  Espíritu Santo quiero escucharte
y renunciar a la percepción falsa
para estar contigo Amor en el Cielo de mi mente. 

Ahora.


===============
Ojos cerrados ante el Ser
La luz conmigo es la luz contigo
Libertad en el renacimiento



lunes, abril 02, 2018

Pascua de liberación

La Pascua, tal cual,  no del paso de Egipto, pero sí del paso hacia la liberación  de esta esclavitud en la que me tiene el ego sutil, ese ego tamposo que nunca me dió un contrato para firmar mi propia sentencia.  Este ego que no hace las cosas en blanco y negro, no da contratos a firmar,  él es experto en lo tácito, lo implícito, lo omitido,  elabora sus mentiras a partir de medias verdades,  y así -de a poco- el ego gana terreno, un terreno que siembra con dolor, con miedo y sufrimiento.  A los que me encadena, mientras se pone a limpiar el terreno de malas hierbas y piedras de desolación que echa en el costal de mi espalda y pesa,  pesa como cruz, la misma con la que me crucifica, deleitándose. El ego se goza en el dolor,  tiene que venir a ver cómo me martilla esta mente con pensamientos recurrentes, rumiantes, culpantes.  Por mi culpa, por mi gran culpa... ...qué tal cambiar ese "por mi culpa" a sólo darme cuenta que soy responsable de haberle cedido dominio.

Esta sesión de dominio no la hice conscientemente, pero la hice.  Así que ahora reconozco la falta de perdón que dejé crecer 
en mi terreno  y que me impide ver claramente a mis herman@s, vecin@s,  jefes,  hij@, conyuge y prójimos tal como son en el Amor ahora.  Llevo tantos años viendo desde los ojos del miedo y rencor que necesito pedir ayuda porque no sé cómo ver.

Viene el Espírtu Santo al instante, me recuerda que el perdón borra los trazos de separación y me dice que la Expiación es una cadena eslabonada de perdón que restaura la unicidad en todo y todos.  

Mi corazón late,  me acerco y entonces el cuerpo que busco ya no está ahí,  ya no es víctima de ningún ataque,  no puede serlo,  porque no es un cuerpo,  es libertad sin fronteras de piel, es amor en extensión.

Desde esa tumba vacía me alcanza, sabe mi nombre, lo hizo por mi, puedo volver al Padre, yo contigo y tu conmigo.


Ya no hay nada que disculpar porque somos uno, no hay separación.

Es una Pascua de Liberación. 





Dice UCDM:

"Todavía miras con los ojos del cuerpo y estos sólo pueden ver espinas. Sin embargo has pedido ver otra cosa y se te ha concedido.  Aquellos que aceptan el propósito del Espíritu Santo como su propósito comparten asimismo Su visión.  


Y lo que le permite a Él ver irradiar Su propósito desde cada altar es algo tan tuyo como Suyo.  El no ve extraños sino tan solo amigos entrañables y amorosos. 

El no ve espinas, sino unicamente azucenas que brillan en el dulce resplandor de la paz la cual irradia su luz sobre todo lo que El contempla y ama. 


Durante estas Pascuas
contempla a tu hermano con otros ojos...

...Gozas ya de la visión que
te permite ver más allá de las ilusiones.


 Se te ha concedido para que no veas espinas,
ni extraños, ni ningún obstáculo para la paz.  


El temor a Dios ya no significa nada para tí. ¿Quién temería enfrentarse a las ilusiones, sabiendo que su salvador está a su lado?  Con él a tu lado tu visión se ha convertido en el poder más grande que Dios Mismo puede conceder para desvanecer las ilusiones,  pues lo que Dios le dió al Espíritu Santo, tu lo has recibido.  

El Hijo de Dios cuenta contigo para su liberación.  Pues tu has pedido -y se te ha concedido- la fortaleza para poder enfrentarte a este último obstáculo y no ver clavos ni espinas que crucifiquen al Hijo de Dios y lo coronen como rey de la muerte.

El hogar  que has elegido está al otro lado, más allá del velo.  Ha sido cuidadosamente preparado para ti y ahora está listo para recibirte. 

No lo verás con los ojos del cuerpo. 

Sin embargo ya dispones de todo cuanto puedas necesitar.  Tu hogar te ha estado llamando desde los orígenes del tiempo y nunca has sido completamente sordo a su llamada.  Oías pero no sabías cómo mirar, ni hacia donde. Pero ahora sabes. 

El conocimiento se encuenta en ti, presto a ser revelado y liberado de todo el terror que lo mantenía oculto. 

En el amor no hay cabida para el miedo. 

El himno de la Pascua es el grato estribillo que dice que al Hijo de Dios nunca se le crucificó.  Alcemos juntos la mirada, no con miedo sino con fe. 

Y no tendremos miedo pues no veremos ninguna ilusión,
sino una senda que conduce a las puertas del Cielo,
el hogar que compartimos,
en un estado de quietud
donde moramos dulcemente
y en paz como uno solo."


Pascua no es la celebración del costo de la separación, 
sino la celebración de su final.

¡Celebremos!


===============






viernes, marzo 16, 2018

De la lista- En el Ser

Llevo en un cuaderno mental una lista de temas que iré publicando en el blog para que compartiéndoles pueda conservarles. (Además dice UCDM que ""las ideas se expanden cuando se comparten").

En el Ser

En el Ser con s mayúscula, el "hacer" y el "tener" están implícitos y son lo mismo. Es decir que en el Ser con S mayúscula el "tener" y el "hacer" no son diferentes, son lo mismo. 

Sólo en el pequeño yo persiste la ilusión de que tener, hacer y ser son distintos y que es necesaria la renuncia al tener o al hacer para ser.  


Es imposible renunciar a lo que no es nada.  

Y por qué no es nada,  porque la ilusión del "hacer" sea  por oficio, profesión o afición, no es sino una falsa identificación del pequeño ser.  Igualmente la ilusión del "tener", sea  por adquisición, contrato, permuta, herencia o enajenación, son falsas identificaciones del pequeño  ser en su ilusión de  propiedad privada

Regreso al tema.  


En el Ser con S mayúscula el hacer y el tener están implícitos.  

No se necesita de ningún sacrificio, de ninguna renuncia, es imposible renunciar a lo que no es nada, basta con reconocerlo para devolver la nada a lo que es.

Gráficamente:  

Soy Paz, 
tengo Paz,
hago/doy/extiendo Paz.  


Soy Amor
tengo Amor
hago/doy/extiendo Amor


Soy Felicidad
tengo Felicidad
hago/doy/extiendo Felicidad


Así Ser hacer y tener son lo mismo en el Ser.

¡Celebremos!

============