miércoles, agosto 09, 2017

Aquiétate mente mía

"Que mi mente esté en paz y que todos mis pensamientos se aquieten.
 
Padre, hoy vengo a Ti 
en busca de la paz que sólo Tú puedes dar.
Vengo en silencio. 
Y en la quietud de mi corazón
-en lo 
más 
recóndito de mi mente- ,
espero y estoy a la escucha de Tu Voz.
 

Padre mío, háblame hoy. 

Vengo a oír Tu Voz en silencio,  con certeza y con amor,
seguro de que oirás mi llamada y de que me responderás.

 Y ahora aguardamos silenciosamente. Dios está aquí porque esperamos juntos.

Estoy seguro de que Él te hablará y de que tú le oirás.

Acepta mi confianza, pues es la tuya. Nuestras mentes están unidas.

Esperamos con un solo propósito: oír la respuesta de nuestro Padre a nuestra llamada, dejar que nuestros pensamientos se aquieten y encontrar Su paz, para oírle hablar de lo que nosotros somos y para que Él Se revele a Su Hijo."
Lección 221
Un Curso de Milagros
A Course in Miracles


======================

  

sábado, julio 29, 2017

Mi voluntad

Oportuna me llega la lección 210 para repasar estas ideas:

El amor es todoabarcador,  sin fronteras, ni límites, rejas.
El amor me creó a su imagen y semejanza.
Por ende no soy un cuerpo, ¡soy libre!

Esa libertad me permite elegir a cada instante,  tengo la opción de optar por la felicidad de Dios o por mis invenciones.  La lección me recuerda que Dios no tiene nada que ver con el dolor, que es mi propio invento. 

"El dolor no es un pensamiento de Dios, sino uno que yo pensé aparte de Él y de Su Voluntad.  Su Voluntad para Su Hijo bienamado es dicha y solo dicha.  Y eso es lo que elijo en lugar de lo que yo inventé."


Wow qué fuerte  enunciado.  De entrada me quita la victimez del mundo que veo,  dejo de ser víctima de los sentimientos y sensaciones que experimento y me recuerda que tengo el poder de decidir.

También me recuerda que si lo que decido no me trae felicidad entonces es señal que opté por olvidarme Quién Soy,  ya que la Voluntad de Dios y la mía son la misma. Entonces, al elegir sin Dios, el resultado de ese libre albedrío fue el que sintonizó la canción con la que me lamento a ritmo de "solo sin tu cariño voy caminando, voy caminando y no sé que hacer" o con el que prefiero unirme a las notas que proclaman "déjenme si estoy llorando, ni un consuelo estoy buscando quiero estar solo con mi dolor".    Este afán de seguirme lamentando pone en evidencia lo que dice la lección:

"El dolor es mi propia invención" 

Lo releo y ya no lo quiero; entonces, la misma lección me enseña lo que sigue,  como que se da cuenta que no me atrevo a rendirme,  porque ilusamente creo que si me rindo no encontraría la felicidad, la paz,  el amor.  Ahi la lección es contundente me recuerda lo que es la voluntad de Dios y ese recordatorio me sirve para que suelte ahora mismo cualquier otra identificación con el dolor.

"Su Voluntad para su Hijo bienamado es dicha y solo dicha."


La misma lección me ayuda a pronunciar:

"Dicha es lo que elijo en lugar de lo que yo inventé"


En este cierre ya ni siquiera menciona lo que inventé,  da lo mismo lo que fuera, cualquier fabricación mía es falsa y no voy a aprisionarme con rejas de conceptos. Mucho m
enos ahora que recuerdo Quién Soy.  Ahora cuando reconozco que:

No soy un cuerpo. Soy libre.
Sigo siendo tal como Dios me creó
.



La separación es una ilusión


"Nunca te olvides de que cuando sientes surgir la necesidad de defenderte de algo es que te has identificado a ti mismo con una ilusión.  Consecuentemente, crees ser débil porque estás solo.  Ése es el costo de todas las ilusiones.  No hay ninguna que no esté basada en la creencia de que estás separado, ninguna que no parezca interonerse, densa, sólida e inamovible entre tu hermano y tu, ni ninguna que la verdad no pueda pasar por alto felizmente y con tal facilidad, que tienes que quedar convencido de que no es nada, a pesar de que pensabas que lo era. "


Libro de Texto Cap. 22 V.6
Un Curso de Milagros
A Course in Miracles


================


domingo, junio 25, 2017

La luz contigo es la luz conmigo


"En la medida en que atribuyas valor a la culpabilidad, en esa misma medida pericibirás un mundo en el que el ataque está justificado.  En la medida que reconozcas que la culpabilidad no tiene sentido, en esa misma medida percibirás que el ataque no puede estar justificado.  Esto concuerda con la ley principal de la percepción:  ves lo que crees que está ahí, y  crees que está ahí porque quieres que lo esté."
Cap. 25.III.1. - Un Curso de Milagros -UCDM -  A Course in Miracles

Wow ni para donde hacerse con este último enunciado,  desnuda mi victimez al 100%, "San Se Me Acabó" en acción.   No me da espacio a excusas para dejar de asumir mi responsabilidad.   Está clarísimo, lo que creí que me hicieron,  lo que anticipe que me harían,  lo que percibí se resume en:

Veo lo que creo que está aquí
              y creo que está aquí
                                          porque así lo quiero.

Así lo quiero... wow... equivaldría a decir que acontece tal como lo pedí.

¡Qué impresión!  En  la medida en que crea en la separación percibiré un mundo en oposición donde el ataque está justificado a causa del ilusorio peligro que la separación me causa. 

En cambio, sin separación,  en unicidad  no preciso defensa alguna,  donde todo y todos somos Amor en extensión, de sí mismo hasta sí mismo.

Ven Espíritu Santo, te entrego mi percepción, sólo anhelo la paz y yo no sé cómo emprender el camino de retorno al Santo Hogar en donde moramos eternamente.

Maravilloso.

"Las mentes que están unidas y que reconocen que lo están, no pueden sentir culpabilidad. Pues no pueden atacar y se alegran de que así sea, al ver que su seguridad reside en ese hecho feliz.  Su alegría radica en la inocencia que ven."
Cap. 25. IV.1 -  Un Curso de Milagros - UCDM - A Course In Miracles




==============