lunes, abril 15, 2019

Librarse de las ilusiones

Me distraigo y veo en redes sociales Notre Dame en llamas... 

...devastación cuando olvido mi identidad... 

dejo de identificar al Cristo y veo a mi hermano en deterioro...

sufro... necesito ayuda,

Espíritu Santo..

 oportuno me llega este Capítulo 8 del que traigo algunos extractos.



"Los ataques son siempre físicos.  Cuando se infiltra en tu mente cualquier forma de ataque es que estás equiparándote con el cuerpo, ya que ésta es la interpretación que el ego hace de él."

"Siempre que te equiparas con el cuerpo experimentas depresión.  Cuando un Hijo de Dios piensa así de sí mismo se está menospreciando y está haciendo lo mismo con sus hermanos, y puesto que sólo puede encontrarse a sí mismo en ellos, está por lo tanto, negándose la salvación."

"El ego separa mediante el cuerpo. El espíritu Santo llega a otros a través de él."

"El Espíritu Santo no ve el cuerpo como tu lo ves porque sabe que la única realidad de cualquier cosa es el servicio que le presta a Dios en favor de la función que Él le asigna." 

"La curación es el resultado de usar el cuerpo exclusivamente para los fines de la comunicación. Puesto que eso es lo natural, sana al restaurar la unicidad, lo cual también es natural".

"Ver a un cuerpo de cualquier otra forma que no sea como un medio de comunicación es limitar a tu mente y hacerte daño a ti mismo.  La salud, por lo tanto, no es otra cosa que un propósito unificado."

"La dicha procede de un propósito unificado, y un propósito unificado es algo que es únicamente propio de Dios.   Cuando tu propósito está unificado es el Suyo.  Si crees que puedes interferir en Su propósito necesitas salvación.  Te has condenado a ti mismo pero la condenación no es algo que proceda de Dios, por lo tanto no es real.  Ni tampoco lo son sus aparentes resultados. 

Cuando ves a tu hermano como un cuerpo lo estás condenando porque te has condenado a ti mismo.  No obstante, si toda condenación es irreal, y tiene que serlo puesto que es una forma de ataque, entonces no puede tener consecuencias. 

No te permitas sufrir por causa de las consecuencias imaginarias de lo que no es real. Libera a tu mente de la creencia de que esto es posible.  En su total imposibilidad radica tu única esperanza de liberación.  ¿Y qué otra esperanza querrías albergar?  La única manera de liberarse de las ilusiones es dejando de creer en ellas.  El ataque no existe, lo único que existe es comunicación ilimitada y, por lo tanto, poder y plenitud ilimitados. 

El poder de la plenitud es la extensión. 

No dejes que tus pensamientos se detengan en este mundo, y tu mente se volverá receptiva a la creación de Dios."

Fragmentos del Cap. 8.VII  "El cuerpo como medio de comunicación"
Libro de Texto  - Un Curso de Milagros

=========

No hay comentarios.: