miércoles, agosto 01, 2012

En obediencia


"El mensajero no escribe el mensaje que transmite. Tampoco cuestiona el derecho del que lo escribe, ni pregunta por qué razón ha escogido aquellos que han de recibir el mensaje del que él es portador.

Sólo necesita aceptarlo, llevárselo a quienes va destinado y cumplir con su cometido de entregarlo. Si trata de determinar cuáles deben ser los mensajes, cuál es su propósito o adónde se deben llevar, no estará desempeñando debidamente su papel de portador de la Palabra."
frag. Lección 154
Un Curso de Milagros

===============
.
Expectativas y Paz
.El Espíritu Santo da clases
.

1 comentario:

Carmen Piña Linares dijo...


Así, es... todo es Verdad y conocimiento en esas palabras de UN CURSO DE MILAGROS.

Directas y transparentes, coherentes y poderosas, sabiduría.

Gracias...

Desde la Paz
Carmen Piña
www.puraconcienciadelser.com