jueves, diciembre 25, 2008

Obviamente... ...alegremente

Feliz navidad, exactamente eso: Feliz. No pudiera ser de otro modo. Y solamente así puede ser porque es imposible recibir este nacimiento en sí mismo sin sentirse alegre. Alegría, gozo y felicidad dan evidencia, testimonio, muestra y prueba del Cristo... ...en el reconocimiento del Padre, implícitamente el Hijo sabe que no hace falta nada, que está a salvo, que siempre lo ha estado y esto... wow...es digno de celebrarse, es razón para festejar, alegrarnos.

Por eso: ¡¡Feliz Navidad!!

¡Celebremos!





"No permitas que la desesperanza opaque la alegría de la Navidad, pues la hora de Cristo no tiene sentido si no va acompañada de Alegría. Unámonos en la celebración de la paz, no exigiéndoqué le a nadie ningún sacrificio, pues de esta manera me ofreces el amor que yo te ofrezco. ¿Qué podría hacernos más felices que percibir que no carecemos de nada?"


Texto Cap. 15.XI.8
Un Curso de Milagros
A Course In Milagros




=================

1 comentario:

Fabiana Volfenzon dijo...

Qué fácil es Dar y Recibir Amor cuando nos identificamos con nuestro verdadero ser. Gracias!Feliz Navidad !!